6 de enero de 2012

Mitos abortistas: misoprostol

¿Qué es Misoprostol?
Misoprostol es un fármaco análogo de la prostaglandina E1; es decir, "imita" la función de esta. Las prostaglandinas son metabolitos de un compuesto denominado ácido araquidónico, y que cumplen diversas funciones en nuestro cuerpo. En la mucosa del estómago, las prostaglandinas estimulan la producción de mucus y bicarbonato, que la protegen de la agresión del pH ácido del estómago, y también estimulan el flujo sanguíneo de esta.

Misoprostol es un fármaco indicado para el tratamiento de la úlcera gástrica producida por AINEs (antiinflamatorios no esteroideos; grupo de fármacos al cual pertenecen la aspirina, el ibuprofeno y el diclofenac, entre otros), pues estimula la producción de esos factores protectores de la mucosa gástrica. Puede acompañarse de efectos adversos como náuseas, vómitos y dolores cólicos, y si el paciente no los tolera, pueden requerir suspender el fármaco y cambiarlo por otro. Actualmente, existen fármacos sumamente eficaces para el tratamiento de la úlcera gástrica y con menos efectos adversos que Misoprostol, como los inhibidores de la bomba de protones (omeprazol, lanzoprazol) y los antagonistas de los receptores histamínicos H2 (ranitidina, cimetidina).

Misoprostol y aborto
En el músculo liso, como el que forma la pared del útero, las prostaglandinas estimulan su contracción. Misoprostol, que es un análogo de prostaglandinas, también es un estimulante de la contracción del útero.

La promoción de Misoprostol como método abortivo no es una novedad en nuestro país ni en la región. En Uruguay, las farmacias sólo pueden dispensar legalmente el Misoprostol con receta especial de un gastroenterólogo. Esto ha llevado a la aparición de un mercado clandestino que lo facilita a las mujeres con intención de abortar, y cuyo costo oscila entre $1400-1800 (4 comprimidos), pudiendo llegar a los $4000 (el blister completo). A veces, los propios profesionales de la salud lo ponen ilegalmente en las manos de las mujeres que se acercan buscando asesoramiento para abortar; otras veces, los obtienen de redes clandestinas que operan en esos mismos centros o fuera de ellos; y en una minoría de los casos, de las propias farmacias que venden los comprimidos de manera ilegal. También hay casos en que los proveedores clandestinos venden a las mujeres medicamentos falsos o adulterados; o estas adquieren los comprimidos en ventas ilegales de medicamentos en las ferias barriales, donde no están adecuadamente preservados y pueden resultar defectuosos, incluso dañinos.

Esta situación reviste especial gravedad por diversos motivos.

Misoprostol no está pensado como fármaco abortivo. Su indicación, cabe reiterar, es el tratamiento de la úlcera gástrica. La FDA (Food and Drug Administration) es muy clara en este sentido, recalcando reiteradas veces en su página que su uso está expresamente contraindicado en mujeres embarazadas, no solamente por el riesgo de provocar un aborto, sino por el riesgo teratogénico (esto es, que cause malformaciones al bebé si el aborto no se produce) y también por los riesgos para la salud de la propia mujer. Cito textualmente lo que el prospecto de la FDA para Misoprostol (bajo el nombre de Cytotec) enumera en cuanto a sus riesgos:
  • Aborto, a veces incompleto, que acaba requiriendo la realización de legrado y curetaje (es decir, el "raspado" del contenido uterino para su extracción).
  • Teratogénesis si el aborto no se produce y el embarazo continúa, y que incluye los siguientes defectos:
    • Defectos craneanos.
    • Parálisis de nervios craneanos.
    • Malformaciones faciales.
    • Defectos de los miembros.
  • Desgarro uterino, cuyo riesgo "se incrementa a edades gestacionales avanzadas y con cirugía uterina previa, incluyendo el parto por cesárea. La multiparidad también parece constituir un factor de riesgo para el desgarro uterino." (sí, definitivamente muy inteligente como método de control de la natalidad en mujeres que "ya tienen demasiados hijos")
  • Hipersensibilidad en pacientes con alergia a las prostaglandinas.
El prospecto es todavía más claro acerca del uso concreto de Misoprostol por vía intravaginal, para lo cual no fue creado ni comercializado y para lo cual no está autorizado su uso en nuestro país:
"La administración vaginal de Cytotec [Misoprostol], fuera de sus indicaciones aprobadas, se ha utilizado como agente para la maduración del cuello uterino, para la inducción del trabajo de parto y para el tratamiento de hemorragia postparto seria en presencia de atonía uterina. Un efecto adverso mayor del uso obstétrico de Cytotec es la hiperestimulación del útero que puede progresar a la tetania uterina, con marcado deterioro del flujo sanguíneo uteroplacentario, desgarro uterino (que requiere reparación quirúrgica, histerectomía, y/o salpingo-ooforectomía), o embolia amniótica. Se han reportado dolor pélvico, retención de placenta, sangrado genital severo, shock, bradicardia fetal, y muerte materna y fetal."
Y añade lo siguiente:
"Cytotec [Misoprostol] solamente debe tomarse acorde a las indicaciones de un médico."
Para más información, consultar el prospecto en la página web de la FDA (versión en inlgés).

Misoprostol y las ONGs proaborto
La reivindicación de distintas ONGs que promueven el aborto, desconociendo o haciendo caso omiso de todo lo anterior, aboga por la difusión de Misoprostol como un método abortivo accesible, fácil de utilizar, barato y presuntamente seguro para la mujer, que le ahorra tener que internarse en un hospital para someterse a una cirugía y le permite realizarse el aborto en la comodidad de su hogar. Este es, de hecho, el lema que aparece en la portada del librillo promocionado por Lesbianas y Feministas por la Descriminalización del Aborto (ONG argentina):
El primer párrafo de la Presentación viene encabezado de la siguiente manera:
"El misoprostol es un remedio que las mujeres de todo el mundo usan para hacerse el aborto ellas mismas en su casa de manera segura hasta la semana 12 de embarazo cumplida. Es fácil de usar, y casi todas las mujeres pueden usarlo sin problemas."
Las propias autoras delcaran en el librillo: "Quienes juntamos la información que hay en este libro no somos médicas. Somos lesbianas y mujeres feministas que nos capacitamos para brindar la información que hay en estas páginas." ¿Capacitación sobre qué, dónde y a cargo de quién(es)? La información contenida en este material es absolutamente irresponsable, deshonesta y no digamos peligrosa para la salud de otras mujeres y chicas, a quienes se anima a que utilicen como abortivo un medicamente que no está pensado para ese fin, y que está de hecho fuertemente contraindicado en mujeres embarazadas por los múltiples e importantes riesgos que apareja su uso en este grupo de pacientes.

Afirmaciones similares a las anteriores provienen de la ONG uruguaya MYSU (Mujer y Salud en Uruguay), que aborda el uso de Misoprostol como método abortivo en uno de los folletos disponibles para descarga directa de su página web. Acorde a lo recogido en dicho folleto, el uso de Misoprostol se ha propuesto "para diversas indicaciones obstétricas o ginecológicas: inducción del parto, preparación del cuello uterino para procedimientos quirúrgicos, prevención o tratamiento de la hemorragia post-parto e interrupción del embarazo." En definitiva, están listando exactamente los mismos usos que la FDA remarca como fuera de su indicación y con todos los riesgos mencionados, con consecuencias potencialmente gravísimas (esterilidad por histerectomía y/o salpingo-ooforectomía, shock, e incluso muerte de la mujer).

Del mismo modo, aseguran que gracias al asesoramiento de Iniciativas Sanitarias para abortar "de manera segura" con Misoprostol, "no se detectó ninguna complicación grave con el uso de misoprostol (Iniciativas Sanitarias, 2007)." Y no obstante, más adelante en el mismo folleto, se lee lo siguiente:
"Algunas mujeres se dirigieron a una emergencia hospitalaria con un aborto incompleto, debiendo permanecer internadas para que se les practicara una evacuación completa por legrado y curetaje."
MYSU necesita revisar con prontitud su concepto de "complicaciones graves": un aborto incompleto que requiere internación para la realización de un legrado, en orden de evacuar los restos del bebé muerto y de tejido placentario para que no se compliquen con una infección generalizada, es decididamente de todo menos un detalle menor. Es una complicación, y una importante.

Finalmente, la promoción de Misoprostol como método abortivo no es monopolio de las ONGs: las escandalosas declaraciones realizadas por el Dr Leonel Briozzo, subsecretario del Ministerio de Salud Pública de nuestro país, también alentaban a la difusión de Misoprostol y su puesta a disposición para las mujeres que deseen usarlo como método abortivo; desconociendo (con el agravante de que él es un profesional de la salud) toda la información habida y sobrante sobre las contraindicaciones expresas y riesgos potencialmente graves que acarrea el Misoprostol para las mujeres embarazadas. Que sea nuestro subsecretario de Salud Pública quien haga públicamente declaraciones tan dañinas y tan irresponsables, promoviendo el uso de Misoprostol como si fuese una aspirina, es una razón más para redoblar el esfuerzo de combatir la desinformación peligrosa de la que son víctimas nuestras conciudadanas, al amparo y con la complicidad de las autoridades.

Conclusiones
  • Misoprostol no es un fármaco para abortar, y su uso a tales efectos está contraindicado.
  • El uso de Misoprostol por mujeres embarazadas, independientemente de si es antes o después de las 12 semanas de gestación, conlleva a riesgos tanto para el bebé como para ella misma, muchos de ellos con consecuencias graves y en ocasiones irreversibles para su propia salud.
  • La desinformación involuntaria o voluntaria por parte de las ONGs y/o autoridades estatales, que promueven el Misoprostol como método abortivo, debe ser denunciada y desmentida públicamente.

2 comentarios:

  1. Misoprostol : El aborto casero no es seguro, no se puede asumir que una mujer con leer un post va a poder saber reaccionar ante una reacción alérgica, hemorragia, contracción uterina, infección, etc para poder tener un aborto seguro, si tu quieres abortar de forma segura busca clínica de aborto legal .
    http://www.medicacenterfem.com/aborto-legal/pastillas-para-abortar/misoprostol/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Argentina no es legal el aborto y por lo tanto no lo puedes hacer en ninguna Clinica segura! La Iglesia y los politicos irresponsables mantienen el aborto ilegal! Lo que conlleva a que las mujeres pobres que quieran abortar lo hagan en condiciones infrahumanas, un gran porcentaje muera otro quede con lesiones permanentes Mientras las hijas de los millonarios y los politicos Korruptos y millonarios lo hacen en clinicas seguras y protegidas a las que nunca van a clausurar aunque hagan algo que la ley considera ilegal!

      Eliminar

· Los comentarios en este blog no están sujetos a moderación previa, entendiendo que los lectores son maduros y responsables como para moderarse a sí mismos. Mientras mantengan el diálogo en términos de respeto pueden comentar, compartir, criticar, rebatir, sugerir u opinar lo que quieran.

· No están permitidos bajo ningún concepto: mensajes discriminatorios o de odio, amenazas, insultos, propaganda no relacionada de cualquier tipo, o cualquier otra clase de spam.

· Los comentarios considerados como spam serán borrados.