16 de noviembre de 2012

Campaña por la derogación parlamentaria de la ley de aborto: comunicado del Plenario de Organizaciones Provida del Uruguay


En el Uruguay se acaba de votar en el Parlamento la violación de los derechos humanos. La más injusta de las discriminaciones, la que atenta contra el derecho a la vida del no nacido, ha sido votada en el Parlamento y promulgada por el Presidente de la República.

Se ha pasado por encima de los datos de la ciencia, que señala inequívocamente el comienzo de la vida de un nuevo ser humano en la concepción. Se han pisoteado la Constitución, leyes y los reglamentos que rigen la actividad parlamentaria en el afán de aprobar como sea un texto que al reconocer a la madre el derecho a disponer de la vida de su hijo es contrario al Pacto de San José de Costa Rica suscrito y ratificado por nuestro país.

Se ha establecido por ley el derecho de seres humanos a disponer de la vida de otros.
Esto significa un ataque al Estado de Derecho. El sistema político y el sistema jurídico nos están diciendo a todos los uruguayos que el Estado ya no defiende el derecho a la vida de los habitantes de la Nación, dejando de cumplir así con su misma razón de ser.

Nos parece una hipocresía que después de haberse argumentado sobre la supuesta importancia de que los abortos sean realizados por personal médico para evitar complicaciones, se seguirá promocionando el aborto en la soledad del hogar. Se utilizará también el método de aspiración, que implica ni más ni menos que el desmembramiento del ser humano.

Recientemente la Sociedad de Psiquiatría del Uruguay reclamó que se tenga en cuenta un apoyo para tratar las secuelas psicológicas que siempre quedan después de un aborto. Hasta ahora el asunto de las secuelas post-aborto había sido minimizado y banalizado por supuestos defensores de las mujeres, para quienes parece más importante la legalización del aborto que el bienestar real de las mujeres que se lo practicarían.
 
Se reconoce ahora finalmente lo que se negó sin base alguna antes de la votación: que las gravísimas secuelas físicas y psicológicas que padece la mujer que aborta son una triste y dura realidad. 
 
Además, tras haber dicho y repetido que con este proyecto no se quería obligar a nadie a actuar contra sus convicciones, se decretó obligar a las instituciones de salud a realizar abortos por sí mismas o por medio de otras instituciones.
 
La única forma de respetar la libertad de ideario de las instituciones de salud que son respetuosas de la vida humana, es eximirlas totalmente de cualquier participación directa o indirecta en estos procedimientos. 
 
Esta obligación, confirma el hecho claro de que estamos ante una legalización y no una despenalización.
 
Además, se redefine el sentido de la actividad médica, que ya no estará dedicada solamente a salvar vidas humanas, sino también a eliminarlas.
 
Por otro lado, se dijo una y otra vez que se quería evitar los riesgos del aborto clandestino y disminuir la cantidad de abortos. Por el contrario, esta ley llevará lamentablemente a que aumente la cantidad de abortos y se agrave el problema del aborto en el país.
 
Es un hecho comprobado en muchos países que la legalización del aborto ha llevado a un aumento sostenido de los abortos legales a lo largo de los años. La ley tiene una función educativa que no puede desconocerse, y al dejar de percibirse el aborto como algo malo, se instala progresivamente una "cultura abortiva", en un país donde el valor y el respeto por la vida humana ya se encuentra de por sí deteriorado.
 
El aborto clandestino va a continuar existiendo, dado que la ley exige que el aborto legal quede registrado en la historia clínica de la mujer y que la misma se someta a un consejo multidisciplinario. El círculo clandestino del aborto no desaparecerá, por lo que estamos ante una ley no solo contraria al derecho, sino también ineficaz a los fines que supuestamente persigue.
En vez del aborto, exhortamos a legislar por la positiva, porque nos preocupan las situaciones que rodean a los embarazos acontecidos en un marco de soledad y penuria económica, y nos preocupa que nuestros legisladores no parezcan tener el más mínimo interés en brindar ayudas reales y solidarias a estas madres en situación de desamparo.
 
Por todo esto, las organizaciones que desde hace años venimos defendiendo el derecho a la vida desde la fecundación hasta la muerte natural lanzamos hoy una campaña de recolección de adhesiones para reclamar a los Partidos Políticos que para las próximas elecciones incluyan en su programa de gobierno la derogación de esta norma.

No estamos propiciando el referéndum, al cual no adherimos por considerar que el derecho a la vida, como los derechos humanos en general, no depende de mayorías o minorías, como ya hemos recordado anteriormente. Se puede apostar al “todo o nada” cualquier objeto, pero jamás los derechos humanos, y menos el derecho a la vida.
 
La legalización del aborto ha sido el resultado de presiones internacionales ejercidas sobre nuestros gobernantes y legisladores a través de activistas locales.
 
La responsabilidad que en este punto tienen los legisladores no puede ni debe ser trasladada a la población, y por tanto, es a ellos a quienes debemos exigir que corrijan ese atentado contra los derechos humanos derogando esta nefasta norma.
 
Invitamos por tanto a todos los ciudadanos a adherir con su firma a esta campaña que hoy comienza, en defensa de aquello que ha sido siempre un motivo de orgullo para nuestra sociedad, el respeto de los derechos de los demás y la defensa de la igualdad de todos ante la ley. 
 
Procederemos a continuación a firmar las primeras planillas, con lo cual daremos comienzo formal a esta propuesta, que comienza hoy, y continuará hasta que esta norma aberrante sea derogada de forma urgente por el próximo parlamento electo.

· ANFAVI
· Asociación “Familia y Vida”
· Centro de Bioética Rioplatense
· Centro de Promoción por la Dignidad Humana (CEPRODIH)
· ESALCU
· Espacio Joven Vida Más
· Familias Autoconvocadas
· Foro Uruguayo de la Familia (FUF)
· Instituto Uruguayo de Formación Familiar (IUFF)
· Madrinas por la Vida
· Mesa Coordinadora Nacional por la Vida
· Mesa Coordinadora de Salteños por la Vida
· Movidos por la Vida
· Pro-Vida Esperanza Uruguay
· Pro-Vida Florida

No hay comentarios:

Publicar un comentario

· Los comentarios en este blog no están sujetos a moderación previa, entendiendo que los lectores son maduros y responsables como para moderarse a sí mismos. Mientras mantengan el diálogo en términos de respeto pueden comentar, compartir, criticar, rebatir, sugerir u opinar lo que quieran.

· No están permitidos bajo ningún concepto: mensajes discriminatorios o de odio, amenazas, insultos, propaganda no relacionada de cualquier tipo, o cualquier otra clase de spam.

· Los comentarios considerados como spam serán borrados.