1 de diciembre de 2012

Peleas de hermanos

Menos mal que mis hermanas y yo no fuimos trillizas, porque si lo de agarrarse a las patadas empieza desde tan temprano, habríamos nacido con ojos morados, cabestrillo y muleta.

Durante la realización de una RNM para estudiar a una paciente embarazada, ante la posibilidad de que los mellizos estuvieran afectados por una peligrosa condición, el personal de salud captó accidentalmente esta imagen de los dos bebés empujándose y dándose pataditas para hacerse con más espacio adentro del útero. No sólo parecen tener consciencia de sí mismos y del ambiente que los rodea: evidentemente, también tienen la suficiente consciencia uno de otro como para pelearse - es decir, lo que hace cualquier niño con sus hermanos.

Por lo menos se sabe que esos nenes están lo bastante saludables como para empujarse y pegarse mutuamente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

· Los comentarios en este blog no están sujetos a moderación previa, entendiendo que los lectores son maduros y responsables como para moderarse a sí mismos. Mientras mantengan el diálogo en términos de respeto pueden comentar, compartir, criticar, rebatir, sugerir u opinar lo que quieran.

· No están permitidos bajo ningún concepto: mensajes discriminatorios o de odio, amenazas, insultos, propaganda no relacionada de cualquier tipo, o cualquier otra clase de spam.

· Los comentarios considerados como spam serán borrados.